NELLA SUA VOLONTÀ…LA NOSTRA CONSOLAZIONE

“Debemos ser indiferentes a todo lo que no sea Su amor; debemos vencernos, superar ciertas cosas, a fin que hagamos la voluntad de Dios… debemos repetir a menudo: Tú sólo me bastas, oh mi Dios. Deus meus et omnia. Repetir a menudo: Señor, muéstranos tu voluntad y danos la gracia de cumplirla”. “Conocer la voluntad de Dios y seguirla, ahí está nuestra consolación”. “… Tengo el espíritu deseoso de Dios, pero me parece que Jesús no está contento conmigo… tengo necesidad de rezar… siempre en búsqueda de Jesús… siempre la voluntad de quererlo sólo a Él y de renunciar a todo… lo que no sea Él. Jesús, Jesús… reparar, amar, muéstrame tal cual soy, para que me haga menos indigna de Tí. Reparación, amor…” “Toda la perfección consiste en hacer la Voluntad de Dios y en dejar que Él haga su voluntad en nosotras”